Un debate entre las drogas pesadas y el periodismo

HellsAngels
El hombre del que vamos a hablar hoy, se perforo la cabeza de un balazo y acabó con una brillantez siempre necesaria. Esta persona, nunca políticamente correcta es: Hunter Thompson.
Nació el 18 de Julio de 1937 en Louisville, Kentucky (Estados Unidos). Creció en el barrio de las zonas altas de la ciudad  y realizó la secundaria en un colegio masculino de Louisville. Sus padres se casaron en 1935, pero la muerte de su padre lo dejó al cuidado de su madre, que tenía problemas con el alcohol. De los 15 a los 18 años, creció repartidamente entre las rejas y la calle. Se dedicaba a robos pequeños (por ejemplo licores) para conseguir dinero.
Dibujo
Más tarde, se alisto en la Fuerza Aérea de Estados Unidos y luego trabajó en el departamento de información de la base en Eglin, Florida. Escribió, también, para varios diarios locales, pero siempre trascendiendo  las reglas de la fuerza Aérea. Trabajó, como copista para la revista “Time” y aprovechó para copiar libros de la talla de, por ejemplo: El gran Gatsby de F. Scott Fitzgerald y Adiós a las armas de Ernst Hemingway. Cuando hacía esto, decía que era para aprender los estilos de los autores. Estuvo un tiempo en esto, hasta que fue despedido de la revista, por, nuevamente, infringir las reglas. Fue jefe redactor de la sección política de la revista Rolling Stone (donde fueron famosas sus coberturas durante la guerra de Vietnam y la campaña política de Nixon del  ‘72).
Thompson se destacaba por una literatura salvaje, desbordada e intoxicada. Fue un gran cronista de su época, que supo instaurar un nuevo término, por su forma distinta de contar en el mundo de la grafica y los grabadores. Acuñó – en las páginas de miedo y asco en las vegas – el ya conocido y no tanto: Periodismo “Gonzo”. Esta categorización, si se quiere, nace por el estilo que desarrolló para informar y escribir. Era un periodismo de investigación, desde la ficción, sin ningún tipo de escritorio de por medio. Su lógica para contar era, el estar ahí. Se involucraba, de tal manera con lo que iba a contar, que en el libro: The Hell’s Angels (Los ángeles del Infierno; es la historia de una banda de motociclistas, que sembraban terror por todos sus alrededores) Pasó un año con estos forajidos, hasta que empezó a desestabilizarse la relación, cuando estos comenzaron a sospechar que estaba haciendo plata con ellos. Entonces, primero, le exigieron parte de las ganancias y luego le dieron una gran golpiza. A pesar de todos sus inconvenientes, revelaba que había estado presente en una fiesta de los Hell’s Angels, en donde pudo observar bien de cerca que el termino, que estos utilizaban para definir las juntadas no era “Hippie” sino “Acid – Head” (Adictos al LSD). Cuenta Tom Wolfe en una nota homenaje que escribió a la semana del suicidio, que luego de esta alianza que registro, Thompson, entre hippies y motociclistas, los Rolling Stones terminaron contratando a esta banda de robustos como sus guardias de seguridad. Cuenta, también, que para su libro “The electric kool – aid acid test”, utilizo la escena de la fiesta que Thompson describe en ese libro, pero primero, dice, que lo llamo para que le brinde sus recuerdos sobre esto que había vivido y sin más, recibió junto con las anécdotas, las grabaciones que había podido registrar, de su estadía con “Los Ángeles del Infierno”.

Horrores delirantes siempre descriptos por una sencillez única, casi emparentándose con un Williams Burroughs o un Bukowski. Hunter, fue un  periodista plenamente sumergido en las realidades más difíciles de contar, aportando corrosividad a cada hecho. Siempre con las notas realizadas a último momento, casi que entregaba los borradores.
Se dice también que, una vez  lo enviaron desde una revista, a cubrir una importante carrera de caballos y como demoro bastante en armar esta nota, debido a que sus distracciones por vivir eran constantes. Cuando el editor paso a recoger esta cobertura, por miedo a no cobrar, le entrego su blog de notas, el cual salió publicado, sin ningún tipo de corrección. Aquello resulto maravilloso.
Este personaje, alter ego, en todas sus novelas, desarrollo su vida de la misma manera que en su literatura. Fiel y consecuente, se consagro como un referente contracultural de la cultura norteamericana de los años 60 y 70. Personalidad, compuesta por adjetivos tales, como: loco, marginal, drogadicto, acido, violento e irónico, el 21 de Febrero del año 2005, termino con su vida, disparándose un tiro en la cabeza.
Periodismo gonzo: la voz de los marginados
gonzo1
Podemos preguntarnos ¿a que le dan vida los medios en general? y podemos respondernos que el material y los objetos que viven en cierta prensa tienen fuertes rasgos de noticia vendible o buenas intenciones y por eso merece ser contado. Ha resistido todo esto gracias a que el periodismo amarillo le venía pasando de largo a ciertas historias o maneras de contar. El centro rige, hasta el momento, en hechos de gente que quizás se le puede enmarcar un rol en la sociedad o en los mismos medios, es decir: es una mercancía, es redituable. El punto de ruptura a todo esto lo hizo esta denominación de periodismo gonzo, a cierta forma de contar y a los actores o personajes que se buscaban para hacer una noticia. En este mundo pueden converger las prostitutas, las personas que viven en la calle, un narcotraficante, un drogadicto, un artista under y lugares donde jamas se podría llegar a pensar desde la prensa sensacionalista.
El periodista gonzo es una persona que va a sumirse en los hechos que esta contando, impregnado todo su subjetividad a la hora de escribir y de contar. Es una primera persona que no esta ficcionalizada sino más bien es alguien que acudió al lugar de los hechos y se dejó inmiscuir en las situaciones o hasta fue el actor principal de la historia que luego va a narrar. Dice Thompson en sus diez consejos para ser un periodista de este tipo: “Ser periodista es un buen trabajo, te permite beber con periodistas y no hay que levantarse por la mañana” o  “Si no hay ninguna historia y quieres ir en la puta portada ¡será mejor que te las apañes para conseguir esa historia! Ya sabes: “no hubo disturbios hasta que provocamos uno”.
Nuevo Periodismo
Esta forma de ejercer el oficio lo llevó un poco más a fondo y por eso pudo trascender el periodismo gonzo. Esta nueva forma de hacer el periodismo permitió que los redactores puedan tomar estrategias narrativas provenientes de la literatura y así enriquecer o darle otra voz a lo que se estaba contando. Quizás una escritura más aprisa, donde se incluían voces o digresiones, típicas de un genero como la novela. Acá se empieza a tomar la crónica como el factor preponderante y más útil para narrar o contar un hecho.
Una noticia policial ya era más parecida a un cuento de Poe, que podía contener un escenario y las descripciones típicas de la novela negra.
A continuación un fragmento, que oficiara de ejemplo de la mezcla de la literatura y el (nuevo) periodismo, de A sangre fría de Truman Capote:
    “Los investigadores se enfrentan con la búsqueda de un asesino o asesinos cuya astucia es evidente, si bien el o los motivos no lo son. Puesto que este asesino o asesinos cortaron cuidadosamente los cables de los dos teléfonos de la casa, ataron y amordazaron a sus víctimas con gran habilidad, sin huellas de lucha con ninguna de ellas, no dejaron nada olvidado en la casa, ni elemento alguno que indique que anduvieran buscando algo, excepto el detalle del billetero, asesinaron a cuatro personas disparando sobre ellas en distintas habitaciones y recuperaron tranquilamente los cartuchos usados, llegaron y se supone que abandonaron la casa con el arma criminal, sin ser vistos, actuaron sin motivo, a no ser que se considere como tal un fracasado intento de robo, como los investigadores se inclinan a pensar.”
Obras:
El escritor Gonzo
El diario del ron
La gran caza del tiburón
Miedo y asco en Las Vegas
Los Ángeles del Infierno
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s